Sin remedio

Toda la vida la habían enseñado a sobrevivir en mitad de medios hostiles. A coger su lanza, afilar la punta con la ayuda de una roca y defender su espacio. Toda la vida había pensado que una especie de torrente de energía se había encargado de colocarla en el lugar en el que estaba, como si tuviera una función en la vida, como si su nacimiento no se tratara de una mera casualidad y su experiencia vital fuera a dejar su estela en la historia de la humanidad. Sigue leyendo

Anuncios