Que tú ya no eres

Guardo silencio en mitad de la noche. El mismo silencio sepulcral que me invadió el alma cuando partiste. Espero. Espero con ganas a que tu voz vuelva a resonar vigorosa en mi cabeza. Lloro. Lloro al volver a chocar de frente con el grueso muro de la verdad. La verdad que me exaspera. La verdad que me quema. La verdad que me agota. Que tú ya no eres. Que tú ya no estás.

Anuncios