Ignorando latidos

– Ahora mismo soy un corazón tirado en medio de la calle. No tengo cuerpo, no tengo piel ni barrera alguna que me proteja. Sigue leyendo

Anuncios