Egolatría humana

Las plantas nunca pensaron. Nunca sintieron. Sigue leyendo

Anuncios