Fin

Cuando miró entre los viandantes que cruzaban la calle pudo verlo con claridad: aquel ser oscuro estaba allí, como siempre, espiando cada paso que daba, acechando en silencio, esperando a que llegara su momento.