Bruma

Nadie escuchaba la lluvia. ¿Por qué? Caía con tanta fuerza que me perforaba los tímpanos. Los tejados se quejaban con cada gota. Sufrían. Y yo con ellos. Sigue leyendo

Nube y ruido

Siento nubes. Nubes densas, oscuras, de un gris oxidado tan metálico que las torna impenetrables. Están por todas partes. Absorben mis pensamientos y los convierten en ruido. Intoxican mis sueños, alimentan mis miedos, me transforman en preocupación y llanto. Se llevan mis ganas. Se las llevan y las devoran para hacerse más fuertes. Sigue leyendo

Qué bien que hayas venido

El cielo está oscuro. No es de noche, aunque lo parece. Solo el sonido del viento, desorientado y torpón, se escucha cuando molesta a los árboles que hay en el centro de la avenida. Es un viento aislado, excéntrico, que se queda bailando en las faldas de las jacarandas, como si lo hubiese elegido, y no inunda el resto de la calle de ráfagas impertinentes. Yo no puedo sentirlo en la piel, tampoco verlo. Pero sé que existe, sé que está, porque puedo apreciar los efectos que provoca en las ramas de los árboles. Como tantas otras experiencias casi olvidadas en mi vida, sé que existieron, sé que fueron, porque siento día tras día sus consecuencias en mi forma de actuar. Sigue leyendo

Amor a primer contacto

Todo el mundo hacía cola frente aquel lugar. Pelos engominados, trajes de noche y caramelos para el mal aliento. Nervios a flor de piel al sentir que, tras aquella puerta, podría esconderse el ansiado amor verdadero. El joven, que lucía un abrigo negro, una bufanda gris brillante y unos zapatos de cordones con costura inglesa, miraba al frente casi con desesperación. Cuando alguien cruzaba el umbral de la puerta, atravesando las cortinas rojo vino y dejando atrás a centenares de pretendientes, Sigue leyendo

Un punto azul pálido

Cogió una roca demasiado pequeña para el tamaño de sus manos. La miró y olfateó durante un buen rato y, aunque no había nada en ella que le llamara especialmente la atención, la sostuvo en el espacio durante un tiempo más. Un manto brillante la cubría y una densa neblina se movía dentro de ella sin criterio alguno. Sigue leyendo

Conversaciones con Dios

El dolor convertido en mármol. El mármol transformado en icono de culturas. El tiempo empezó a contar después de ti. La vida empezó a sumar después de ti. Porque el conocimiento que antes pensadores, filósofos, científicos y sociedades habían desarrollado, careció de sentido cuando con el tuyo cegaste al mundo. Sigue leyendo