Yo juego al #PokémonGo, y no soy idiota

“¿En serio juegas al Pokémon Go?”. Una cara de asco para acompañar el tono irritante. “La gente que juega a eso es imbécil”. Las cejas muy juntas, formando una uve sobre la nariz y enseñando un rostro enfadado. “Lo que me preocupa es que los jóvenes ya no buscan trabajo, solo buscan pokemons”. Mirada de resignación, con los ojos medio cerrados y un movimiento asimétrico de la cabeza hacia ambos lados. Pregunte donde pregunte, la actitud siempre es la misma: odio sistemático hacia el juego Pokémon Go. Sigue leyendo

Anuncios

El Génesis del Apocalipsis según Antonio Cañizares

Publicado en el número de junio del periódico local Infoturia

Desde el centro de la oscura calle los ve saltar de balcón en balcón. Son muy rápidos, y solo dejan tras de sí una efímera sombra. Se esconden por todas partes, y los más intrépidos se infiltran entre la gente para convertirla y juntos poder destruir el mundo. “¿Qué queréis de mí?” Se pregunta aturdido. No puede verlos bien, pero los insurgentes llevan ropa extravagante. Las mujeres visten un mono lila, y andan demasiado espatarradas. Parecen camioneros. Los hombres llevan un mono rosa. Y al caminar son muy femeninos. Todos llevan en el pecho una exótica bandera de colores. “¡¿A qué habéis venido?!” El hombre tiene miedo. Cada vez son más. De entre las sombras aparece una silueta siniestra. Lleva una indumentaria reluciente, como de plástico, y un casco que le tapa la cara. ¿Es… Darth Vader? “Somos El Imperio”. ¡Pero si es la voz de Boris Izaguirre! “El Imperio Gay. Y venimos con ateos, feministas y refugiados a dominar el planeta”. Antes de poder contestar a esa blasfemia, Antonio abre los ojos asustado. Dios mío… ¿ya estamos otra vez? ¡Y aun no es de día! Sigue leyendo

“Papás, ¿qué hago yo el día de la madre?”

Publicado en el número de mayo del periódico local Infotúria

Lleva las chaquetas debajo del hombro. Las tres mochilas del cole agarradas con una sola mano. El teléfono del trabajo sonando en su bolsillo derecho. Y sus pequeños esperando ansiosos a poder entrar, descalzarse y beberse un vaso de leche con colacao. Nunca sabe cómo lo consigue, pero al final logra abrir la puerta: la mágica heroicidad de ser un buen padre. Sigue leyendo

Running: pagar para correr, correr para aparentar

Publicado en el número de abril del periódico local Infotúria 

Si eres corredor, estás de suerte. Pero, ojo, eso sí: ahora más vale que te definas como runner, si no pensarán que perteneces a otra época, a la del medievo. Que, ¿por qué tienes suerte? Porque el running, es decir, las carreras de toda la vida, está de moda. Digamos que se ha convertido en una epidemia. Aunque, bueno, para guardar las formas mejor dejarlo en fiebre. La fiebre del running. Sigue leyendo

El machismo también destruye a los hombres

Publicado en el número de marzo del periódico Infotúria

“Cuando mi madre me mandaba a comprar siempre se me olvidaba algo. ¡Si me aprendí el nombre de mi mujer después de ocho años!”. Y la sala al completo rompe a reír. “Y es que los hombres somos despistados por naturaleza. Está en nuestros genes. Cuando esto pasaba, mi madre me tiraba una zapatilla que me daba en la cara. Eso jodía, claro que, con mi mujer, es peor. Porque me deja un mes sin… bueno, ya sabéis”. De nuevo risotadas y algún que otro aplauso improvisado. Yo, que he pagado mi entrada para estar en ese teatro, yo, que venía con ganas de disfrutar de unos cuantos monólogos, no puedo dar crédito a lo que escucho. ¿Soy la única a la que no le hacen ni pizca de gracia los chistes machistas y estereotipados? Sigue leyendo

Los violentos seguirán ganando; y las mujeres, perdiendo

Publicado en el número de noviembre del periódico Infotúria

Trescientas cuarenta y siete. Trescientas cuarenta y siete denuncias por violencia de género llegaron a los tribunales todos los días del año 2014. Una cifra abrumadora que elevó a 126.742 el número de mujeres que se armaron de valor y acudieron a la justicia en busca de una seguridad que no encontraban en sus casas. Lamentablemente más de 15.000 se arrepintieron y decidieron no seguir adelante en el largo proceso judicial, dejándose llevar por promesas vacías, por arrepentimientos efímeros y por un miedo desgarrador. Lamentablemente el año se saldó con 54 mujeres asesinadas a manos de sus maridos o exparejas sentimentales. Sigue leyendo

Grafiteros: los artistas más incomprendidos

“Yo soy grafitero”. Y con sorna alguien le pregunta: “Ah, ¿pero que eso es una profesión?” La respuesta siempre es un sí. Un rotundo y sonoro sí que algunos se toman a guasa y otros como si se tratara de una ofensa. Lamentablemente esta es la realidad a la que muchos artistas tienen que enfrentarse. Aquello a lo que se dedican y en lo que tanto han trabajado no disfruta del prestigio social que merece. En cuestión de segundos su profesión es menospreciada y percibida como un producto antiestético del más puro de los vandalismos. Por suerte parece que en los últimos tiempos esta tendencia social está cambiando. Gracias a múltiples iniciativas como la emprendida por el Ayuntamiento de Liria junto con colectivos locales dedicados a la divulgación del arte urbano el grafiti empieza a ocupar la posición que merece. Sigue leyendo