Un cuadro lleno de misterios

Bill Stoneham pintó esta intrigante obra en el año 1972. Seguramente, cuando el artista californiano mezclaba los colores en su paleta y hundía en ellos los pelos de su pincel, no pensaba que The Hands Resist Him desataría el tornado de misterios y desgracias que tiempo después se produjo.

El cuadro muestra la imagen de un niño acompañado por una muñeca femenina que parece ser de madera clara. Esta muñeca tiene el rostro entristecido y los ojos vacíos, sumergidos en un abismo oscuro. El niño muestra una pose indiferente, con los brazos caídos y con poca tensión en sus músculos. No obstante, su mirada se clava en el espectador con un gesto rígido, serio y enigmático. Ambos están de pie delante de una puerta con paneles de vidrio. Estos paneles son golpeados por unas manos infantiles que, junto a la muñeca y al gesto del niño protagonista dan la pincelada de misterio que ha envuelto siempre a esta obra.Hands_resist_him1

Según el artista, el niño surge de una fotografía de sí mismo cuando a penas tenía cinco años. La puerta representa la línea divisoria que existe entre el mundo real y el mundo de la fantasía, de lo impalpable, casi de lo imposible. Por su parte, la muñeca es una especie de guía que acompaña al niño para atravesar esa frontera. Las manos que se aprecian tras los paneles de vidrio son una representación de las alternativas que tenemos para decidir sobre nuestras propias vidas.

Casi treinta años después de que fuera pintada, la obra se convirtió en todo un fenómeno viral en Internet. Por aquel entonces, concretamente en el año 2000, sus propietarios eran una pareja estadounidense que decidió deshacerse de ella y la subastó en eBay. Al parecer, desde que tenían el cuadro en su poder habían pasado por varias experiencias paranormales. En el texto que adjuntaron en el anuncio de eBay, explicaron que cada noche el niño y la muñeca que protagonizan The Hands Resist Him cobraban vida. Era como si escaparan de la tela. Según los dueños, podían sentir sus presencias alrededor de ellos.

Nunca se supo si aquello que afirmaba la pareja era cierto. Pero no fueron los únicos en vivir fenómenos inexplicables a causa del cuadro.

Los responsables de la galería Perception, en Grand Rapids (Michigan, EEUU), se interesaron por la obra y la adquirieron por algo más de 1.000 dólares. El dueño de la galería decidió ponerse en contacto con el artista creador para explicarle lo que estaba sucediendo. El propio Bill Stoneham no pareció sorprenderse por lo relatado, y él mismo contó a los galeristas que en el curso de un año habían muerto por causas no aclaradas tanto el marchante que había expuesto el cuadro por primera vez como el crítico que lo había reseñado.

¿Casualidad?

Anuncios

Un comentario en “Un cuadro lleno de misterios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s