Yo lo sé

Y en el marco de la puerta apoyo mi hombro con la esperanza de que sea tu piel la que entra en contacto con la mía. Pero tan solo es un material sólido y gélido el que termina enfriando mis articulaciones. Compruebo con desespero la hora que marca mi reloj. Ya pasan veinte minutos de las dos y tú continúas sin aparecer. Deseo con toda mi alma escuchar cualquier sonido que irrumpa en mi espera y me haga pensar, aunque sea una falsa ilusión, que estás al otro lado de la puerta buscando de forma torpe tus llaves en los bolsillos.  En el fondo sé que eso no pasará. En el fondo sé que tú ya no estás. En el fondo sé que pronto descubriré cuál es el camino para desaparecer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s