Atrévete

El tiempo se agota,

se agota entre sus manos,

se aviva entre sus sueños,

pero se desvanece al iluminarse el cielo.

Regálale una sonrisa antes de que se marche.

Regálale tu alma a su corazón que todavía arde.

Mírala a los ojos y atrévete a gritar cuánto la quieres,

cuánto la echarás de menos,

cuánto la recordarás cuando susurre el viento.

El mismo viento que se la llevó,

el mismo viento que os distanció,

el mismo viento que siempre hará

que os volváis a encontrar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s