¿Valencia de izquierdas? Próximamente

Parece que al PP se le ha acabado el chollo en la Comunidad Valenciana. O al menos eso ha desvelado un sondeo elaborado por Metroscopia para el diario El País. Según esta encuesta si se hubieran celebrado elecciones hoy mismo el Partido Popular habría obtenido 41 escaños (14 menos que los que ostenta actualmente) perdiendo un total de 15,4 puntos sobre los resultados electorales del 2011.

Esta pérdida se convierte en ganancia para los partidos de izquierda. Y es que el PSPV, bajo el mando de Ximo Puig, obtendría al menos dos escaños más y su porcentaje de voto también aumentaría en cuatro puntos, colocándose en el 23,6%.

No obstante, el aumento de los socialistas no inclina la balanza a su posible victoria en las próximas elecciones.

Quienes sí parece que vayan a dar que hablar en los comicios venideros son Esquerra Unida y Compromís. EUPV tiene ahora cinco escaños, y Compromís 6. Según el sondeo de Metroscopia podrían obtener individualmente hasta 13 escaños.

De este modo el Parlamento valenciano obtendría 53 parlamentarios de izquierdas, dejando al PP muy fuera de poder conseguir renovar su candidatura.

Pero no es la única sorpresa. Este sondeo también revela que la confianza hacia el actual president de la Generalitat, Alberto Fabra, ha caído sustancialmente. Las preferencias de los votantes valencianos se encaminan ahora hacia Mónica Oltra, favorita para ser presidenta de la Generalitat Valenciana.

Detrás de todo este periplo de cambios, bastante profundos, pues el Partido Popular ya estaba más que asentado en las raíces de la Comunitat Valenciana, se encuentran las perspectivas de los ciudadanos, quizá la parte más humana y alarmante de esta situación.

Un 85% de los ciudadanos, es decir, 8 de cada 10 valencianos considera que la situación de la Comunitat a consecuencia de las actuaciones del Govern durante los últimos años.

Más del 70% de la población opina que el Consell y el gobierno de Alberto Fabra no han afrontado las medidas económicas y sociales que la Comunitat necesitan, gestionando de forma ineficiente los recursos de los que se disponen.

Además, el 44% de los valencianos piensan que la situación de Valencia en comparación con otras autonomías es peor, frente a un 5% que opina que la Comunitat Valenciana está más preparada que otros territorios.

Lo cierto es que el cambio de opinión de los votantes y la visión que ahora mismo tienen del Consell, de sus medidas, sus acciones y sus consecuencias eran de esperar.

Aunque el Partido Popular haya intentado amarrar a los ciudadanos valencianos con un discurso lleno de esperanzas, de cambios, de reformas necesarias e incluso de señas de identidad  está claro, al menos sobre el papel, que no lo ha conseguido.

Parece ser que el pueblo está empezando a darse cuenta de que el PP no es la mejor opción para gestionar una Comunitat absorbida por una deficiente Administración, una creciente deuda y una medidas cuanto menos cuestionables respecto a pilares fundamentales como la educación y la sanidad.

Como alguien dijo alguna vez, en la diversidad está la riqueza. Y el cambio de partidos en el poder de cualquier gobierno resulta altamente beneficioso para el buen desarrollo y funcionamiento de sus actividades.

Quizá sea esa la vía a seguir para encontrar la solución.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s